Beclever blog

Nuestras últimas novedades

¿CÓMO SE SUELEN MONITORIZAR LOS SISTEMAS EN LAS EMPRESAS?

monitorizar-sistemas-empresas

En cualquier empresa es imprescindible disponer de la máxima información de sus sistemas. Desgraciadamente, la mayor parte de las empresas se quedan en la disponibilidad de su infraestructura. Es importante conocer la disponibilidad de la infraestructura, pero esto no es suficiente para conocer el estado exacto de los sistemas.

Cuando hablamos de monitorizar, debemos hacer en primer lugar, una distinción entre disponibilidad y rendimiento. Monitorizar la disponibilidad, en ningún caso es suficiente, ya que es posible tener toda nuestra infraestructura como disponible, pero que el rendimiento no sea el adecuado, lo que puede ocasionar la imposibilidad total de trabajo de nuestros usuarios, una insatisfacción de los mismos, o incluso, una pérdida de clientes. Es imprescindible pues, tener como objetivos tanto la disponibilidad como el rendimiento.

Partiendo de la base de que es necesario incluir el rendimiento como uno de los objetivos de cualquier departamento o grupo dedicado a la monitorización, nos surgen los siguientes aspectos a tener en cuenta para monitorizar nuestra infraestructura:

  • ¿Qué hemos de monitorizar?
  • ¿Cómo hemos de monitorizar?

Existen 3 enfoques de monitorización:

  • Monitorización de sistemas, donde se monitorizan los sistemas físicos o virtuales, así como las capas de aplicaciones (bbdd, servidores de aplicación, etc…)
  • Monitorización de dispositivos, donde se monitorizan eminentemente dispositivos de comunicaciones, incluyendo la posibilidad de monitorizar máquinas (y su so) como si fueran un dispositivo más.
  • Monitorización basada en Logs (tipo Splunk), donde se intenta centralizar todos los logs para disponer toda la información de forma centralizada.

Habitualmente, las empresas suelen disponer de alguno de los enfoques arriba mencionados, siendo el más habitual la monitorización de sistemas. En este punto, es importante reincidir en el punto mencionado anteriormente. Si nuestro sistema de monitorización de sistemas sólo nos muestra información de disponibilidad, deberíamos pensar en añadir (no tenemos porqué sustituirlo, ya que las soluciones de monitorización se pueden integrar de forma sencilla) una solución que nos complemente desde un punto de vista de rendimiento.

Para obtener la visión más completa posible, debería ser importante complementar los tres enfoques arriba mencionados, disponiendo información de todas las capas que constituyen mi infraestructura, donde se incluyen la parte de sistemas (desde la experiencia del usuario final, pasando por APM, BBDD heterogéneas (Sql y NoSql), sistemas operativos, virtualización y almacenamiento), la parte de comunicaciones (redes, switches, routers, QoS, uso de la red por parte de las aplicaciones) y por supuesto, centralización de logs para disponer de la información más completa posible sobre el estado de nuestra infraestructura.

Deja un comentario